Un pórtico abierto a la discusión profesional, ética y gremial

Pensamiento Critico de los(as) Psicólogos(a) sobre las realidades de nuestra Profesión, Ética, Gremio y los grandes Problemas y Soluciones de la Republica Bolivariana de Venezuela

Colectivos de Psicólogos Críticos es un pórtico para invitar al encuentro en medio de la reflexión y el debate creador, teniendo como prioridades al diagnóstico situacional y los proyectos de intervención que apoyan la gestión productiva del gremio de psicólogos, de los organismos públicos y de la comunidad en general.
Con el término Colectivos aludimos a la diversidad de grupos organizados que, con arrojo, valores y principios morales, respeto al otro, y utopías, ponderan la solidaridad, la sinergia y la fraternidad para dilatar el campo de su acción transformadora.
Ni la dictadura de la mayoría y ni la jerarquía organizacional deberán amenazar la dignidad del miembro del grupo. En palabras de Richard Stallman: “….sería interesante entender al individuo no como sujeto abstracto, sino como un sujeto singular polifónico producto de una multiplicidad de azares y acontecimientos que involucran creaciones de otras personas”.
CPC tendrá presente al perfil del Hombre Idealista descrito por Giuseppe Ingegnieri: “El idealista es un hombre capaz de usar su imaginación para concebir ideales legitimados sólo por la experiencia y se propone seguir quimeras, ideales de perfección muy altos, en los cuales pone su fe, para cambiar el pasado en favor del porvenir; por eso está en continuo proceso de transformación, que se ajusta a las variaciones de la realidad. El idealista contribuye con sus ideales a la evolución social, por ser original y único; se perfila como un ser individualista que no se somete a dogmas morales ni sociales; consiguientemente, los mediocres se le oponen. El idealista es soñador, entusiasta, culto, de personalidad diferente, generoso, indisciplinado contra los dogmáticos. Como un ser afín a lo cualitativo, puede distinguir entre lo mejor y lo peor; no entre el más y el menos, como lo haría el mediocre”.
La acepción de la crítica que nos identifica se enmarca en la propuesta de ganar-ganar. Recordemos que acepción alude a cada uno de los significados que puede adquirir una palabra o frase según el contexto. Nuestra pretensión es fomentar la crítica constructiva, teniendo como motivación el bien común y la prevención de problemas potenciales, debiendo estar basada en la observación objetiva, la agudeza cognitiva, la responsabilidad, y la ética.
Sin embargo, será indispensable tener plena conciencia de que la crítica no es algo personal, sino algo que beneficiara al equipo de trabajo, al liderazgo, al gremio, a la comunidad. Para que pueda funcionar exitosamente, se requerirá del Grupo de Psicólogos Críticos las siguientes características: Altura intelectual, visión de la problemática actual y futura, despersonalización, unidad de dirección y humildad por parte de todos los involucrados. “Por sus obras los conocerás”: “Dejemos solamente que la publicidad inevitable rastree la huella de las acciones meritorias para prestarles con su voz el reclamo de una cooperación legítima” (Enriqueta Linares). Usaremos el pestillo para impedir que se desnaturalice la misión de CPC; en consecuencia, descartaremos al francotirador, que aprovecha un espacio web para agredir y desacreditar al otro; el exceso probadamente malintencionado será motivo para excluir al victimario. Ante la confrontación inconveniente se convocará al restablecimiento inmediato de la fraternidad profesional.
El apoyo circunstancial y meritorio no condicionará la conciencia gremialista y la luz propia del receptor; la pura insinuación al silencio cómplice y la lisonjería humillante develará la miseria espiritual del mediocre.
Obviamente, la misión de CPC incluye la posibilidad de acuerdos y alianzas con la institución gremial. Puede contarse con éste espacio para presentar, discutir, y proponer a las instancias gubernamentales programas psicosociales que incentiven el desarrollo humano. Estamos convencidos de la actividad gremial extra-muros, más allá de la tarea meramente administrativa.
Colectivos de Psicólogos Críticos no se propone incentivar la rivalidad entre espacios virtuales, sino convocar a la complementariedad e interacción fecunda en función del gremio y la comunidad.

Comments Comentarios desactivados

Hoy 11 de septiembre de 2014 se cumple un nuevo aniversario de la promulgación de la Ley de Ejercicio de la Psicología en Venezuela, sin la menor duda, un logro de trascendencia histórica para la Psicología y el gremio de psicólogos.

Valga la ocasión para dejar constancia que consideramos que la protección legal a la integridad de la psicología y a su ejercicio profesional es de importancia vital, eso, está fuera de discusión.
Cuando un ser querido cumple años de vida es motivo de cerebración, de jolgorio porque, en primer lugar, ha logrado sobrevivir, hoy por hoy, no es cualquier cosa salir ileso después de la jornada diaria, además, ha evolucionado, ha sido capaz de asumir retos de cambios, es un ser más experimentado. Después de más de tres décadas nuestra querida ley no ha cambiado ni una letra y sin embargo todavía está en uso, es difícil dar crédito a esta realidad, pero es así. La figura de un fósil podría transmitir la idea de su existencia.

Hemos buscado la documentación de los motivos que han tenido las diferentes Juntas Directivas de la Federación de Psicólogos para omitir la necesaria reforma de la Ley y todo ha sido en vano, no hay nada, no hemos conseguido ni una mínima partícula de autocritica, nada. Claro, a la hora de un balance el gremio no puede ser ajeno a esta realidad, hemos sido apáticos, también, a extremos increíbles.

En un escenario de inmensa incertidumbre política, social, económica, incluso, del modo de convivencia porque “tenemos en puertas” un Estado Comunal, no sabemos cuál debe ser la mejor ruta, pero para estar guindando es preferible caer. En tal sentido, consideramos que las autoridades gremiales deberían someter a referéndum consultivo gremial su Anteproyecto de Reforma a la Ley, cuidado con agendas ocultas, acciones premeditadas y subterráneas para sorprender al gremio, no creemos que lleguen a tanto pero las ansias de poder a veces se desbordan “so pretexto” de proteger, cuidado pues, con un plan tipo madrugonazo.

No podemos desearle que cumpla más años tal y como esta, no, debe ser actualizada.
Psicólogos Críticos en Redes Sociales

Comments 148 Comments »

Pareciera que a los estudiantes universitarios venezolanos les ha tocado vivir un infierno en la tierra. No ha bastado con que hayan emprendido una lucha solitaria, sus únicas aliadas han sido sus madres, no ha bastado con que tengan que luchar contra un gobierno todo poderoso unido a unos poderes públicos que son solo sus brazos ejecutores, unas fuerzas públicas implacables que los priva de su libertad, los somete al escarnio público, los humillan, los aísla y los tortura, no, no, eso no es suficiente.

El refugio, la protección que históricamente han tenido los venezolanos en la hermana Colombia, les ha sido negada, los han sacado del país y los han entregado a su verdugo, el gobierno venezolano.

Como profesionales en conducta humana, que les podríamos decir a estos hijos y a sus madres, nada, nada, cualquier orientación seria, simplemente, ridícula, fuera de contexto.
Son ellos los que con su accionar se han ganado la jerarquía de catedráticos, nos han dado cátedra en el manejo de emociones, en lealtad a sus ideas, sacrificios, privaciones.

Muchachas, muchachos, madres, gracias, muchas gracias por sus lecciones.

Comments 280 Comments »

La Unidad, según Diccionario Real Academia Española, es la propiedad de todo ser, en virtud de la cual no puede dividirse sin que su esencia se destruya o altere.
A nuestro juicio, la Unidad es intrínseca a la vida social, podemos percibir la conveniencia de Unidad en gran variedad de situaciones de nuestra vida, tan amplia como puntos de enlaces, articulaciones se perciban. Por ejemplo, se percibe al ser humano como unidad Biopsicosocial, si esa unidad se vulnera, la esencia del ser quedará afectada, una consecuencia sería su salud. Quizá por eso, algunos afirman que los psicólogos deben prevenir, restituir y mantener la integridad de la unidad PsicoSomáticaRelacional, con ese punto de vista estamos de acuerdo. Desde temprana edad la Escuela nos enseña que la familia es la unidad básica de la sociedad, bueno, nada más y nada menos, sin familia, no hay sociedad. La esencia del Estado, en su acepción política, es la Unidad, si no fuera así, no habría Estado.

Respetado lector, para intentar trasmitir comprensión sobre los principios de Unidad que nos interesa resaltar, permítanos una elucubración breve, para hilvanar las ideas andariegas, centrales, de estas notas.
La Unidad no es homogeneidad, es equilibrio entre elementos contrapuestos, es decir, su naturaleza es dialéctica. La diversidad y contraposición en la Unidad tienen un carácter paradigmático en este punto de vista. Haber, la mujer y el hombre son una unidad en el seno del grupo familiar, pero eso no significa que piensen, sienta y actúen iguales, no, empezando que sería un lamentable desperdicio de capacidades cerebrales. Entonces, ¿en dónde reside esa unidad? En el sentido de propósito que le es imperativo como líderes, guías del grupo familiar. Esa Unidad se fundamenta en la capacidad de abnegación de la pareja al anteponer los intereses del colectivo familiar a costa de sus legítimos intereses individuales, solo así, sería factible la articulación de los intereses del grupo familiar en objetivos críticos de corto, mediano y largo plazo; sí señor, ese es su lazo de esa unión.

Estimado, no es sarcasmo. El Ejecutivo Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela, en la práctica y de miras al pueblo, ha construido, unilateralmente, una Unidad mediante coalición fáctica entre oficialismo y oposición. Este es un hecho evidente y verificable. Se trata de una coalición para la gestión de gobierno. Si los resultados de la gestión son negativos, inequívocamente, el resultado de esa gestión seria responsabilidad de la oposición, eso sí, si los resultados parecen positivos, populistas, y pueden dar dividendos electorales, la exclusividad de la gestión le corresponderá al oficialismo. De seguido, otra manera de ver Unidad Gobierno­Oposición. Al Ejecutivo le interesa que sea percibió como un Gobierno Democrático, pero…sin oposición política, no habrá percepción de Democracia. Claro, al oficialismo le gustaría elegir los líderes y establecer las normas con las que debería desempeñarse la oposición, habrá “mentes disidentes” dispuestas a complacerlo.
Al ejecutivo le convendría mantener la integridad de estas dos Unidades, ¿sí o no?

El diagnóstico y el plan correctivo para los fracasos en el logro de la Unidad política son de conocimiento universal.
El origen del conflicto es humano en todas sus dimensiones y emerge cuando prevalecen nuestros intereses personales, apetencia de control, imposiciones excluyentes, relevancia, necesidad compulsiva de protagonismo y poder; en resumen: Nuestras miserias humanas bloquean los intereses colectivos. Unido a esto, es menester tener presente que, a fin de cuentas, el objetivo de los políticos y la razón de ser de los partidos políticos es competir, rivalizar para conquistar el poder.
Si la avaricia y mezquindad son obstáculo para la construcción de la Unidad política, a usted le parece que podría ser área de atención profesional de ¿oncólogos, nutricionistas, políticos, ingenieros, mecánicos, carpinteros o psicólogos?

La Mesa de la Unidad Democrática Venezolana, como toda organización que necesita ser exitosa, debe auto inventarse para ponerse en sintonía con la realidad política, social y económica de su entorno y consideramos que en este proceso se debería tenerse en cuenta un plan de reingeniería que incluya los siguientes puertos de arribo:
1) Una nueva lectura de la realidad venezolana, abierta, de cara al país. Las encerronas sirven solo para ocultar.
2) Reformulación de su cobertura para potenciar el equilibrio de la Unidad, en esta línea, la Mesa debería contar con la representación de comunidad, estudiantes, trabajadores y profesionales.
3) La coordinación de la Unidad es insoslayable, pero no como figura única y permanente, sería aconsejable una coordinación “pro tempore”.
4) Objetivos de mediano, largo plazo y un plan de navegación con un amplísimo sentido de tolerancia que dé cabida a todos, que no sea excluyente, que permita que las representatividades establezcan su propia ruta de salida a la crisis nacional, en el marco de la constitución.
5) Las organizaciones que se respetan a sí mismas necesitan del auxilio que le puede proveer un equipo de psicólogos.

“todo lo que se puede reducir a una causa común vale como una unidad”. Georg Jellinek, jurista y teórico, alemán.

Psicólogos Críticos en Redes Sociales
Psicólogos Críticos, Red Continental en Facebook

Comments 986 Comments »


Cuáles son los avances en la Actividad Gremial en Carabobo.? Por qué no se ha propiciado un debate abierto de ideas, y propuestas, más allá de los Operativos de entrega de documentos y recaudación de fondos, SIN la legal CUENTA BANCARIA.? Cuanto y a donde van a parar estos fondos.? Por qué no se cumple el Reglamento (Estatutos) del Colegio, como por ejemplo: No se hacen las ASAMBLEAS legales, ni se llama a las Elecciones, siendo que las últimas se hicieron hace DOS AÑOS.? Será que las Autoridades pretenden nuevamente perpetuarse en el poder.? Qué opinas del Sistema de Justicia Gremial: Esta claro, se ha difundido su naturaleza y alcance.? Se ha buscado actualizar la normativa.? Es garantista del Debido Proceso.? Ha disminuido el Ejercicio Ilegal, o se persigue a casos útiles sin abordar las diferentes y cada vez más frecuentes intrusiones en nuestro campo de trabajo.?

Tienen la palabra………

Psicólogo Faustino Bello
Martes 10 junio 2º14
Publicación en cartel, Psicólogos Críticos, Red Continental, Facebook. https://twitter.com/psicocriticos

Comments Comentarios desactivados

1. Pertinencia y Valor de uso del Programa

A modo de Exposición de Motivos
Enfrentar con éxito total los problemas que nos depara la cotidianidad, en estas épocas en donde circunstancias turbulentas son factor común en nuestros espacios vitales, sería estimado contertulio, anormal. Si, francamente patológico, superman solo existe en la ficción. Pero si ello fuera posible, entonces, tendríamos desajustes NO situaciones sino perennes, de por vida, causados por la monotonía, un aburrimiento existencial, supremamente, depresivo. Gracias a Dios, existe el estrés de origen psicosocial que, a nuestro entender, podrían ser situaciones traumáticas que salpimentarían convenientemente nuestros día a día.

  • A ver mis queridos contertulios, díganme ustedes, ¿en dónde debería estar la atención primaria del malestar psicológico, la descompensación sistémica que producen los fracasos, las esperanzas fallidas, los miedos, las pérdidas? Estoy de acuerdo con Pedro, José y la comadre Ana, EN EL HOGAR, en la intimidad y calidez afectiva de la familia. Pero para que esa atención psicoprimaria sea eficaz, o al menos conducente a las entidades competentes, los miembros del grupo familiar deberíamos dominar los elementos más básicos. ¿Sí o no?
  • Valor de uso, es decir, aplicación para atender asuntos personales. Tener una idea de lo que podría estarle pasando a papá, mamá, el hermano, la pareja, los hijos, incluso los vecinos, tiene valor de uso porque nos ayudaría a comprender, a ser mas tolerante, a dar y recibir apoyo, auxilio en el propio seno familiar y comunidad.

  • Si de pertinencia temática hablamos. Ningún ser humano tiene una coraza psicológica que lo haga inmune a la influencia de ambientes psicotóxicos de naturaleza social, económica y política. O es que vivir en democracia o dictadura no hace diferencia en el libre albedrio, convivencia, bienestar psicológico y salud. De otra parte, el desempleo prolongado, la búsqueda infructuosa de una vivienda digna, el desabastecimiento, la inseguridad personal, la violencia oficial cotidiana, televisada y documentada, reiterando el irrespeto a la dignidad humana mediante exclusión, insultos, amenazas, mentiras, listas perversas, solo por el delito político de no someterse a un pensamiento único. Salir a la calle y ejercer el derecho a expresar nuestro disgusto, denunciar, presentar propuestas para superar deficiencias de gobierno, solo eso, automáticamente es incriminatorio. A lo anterior, súmele usted la ausencia total de instancias de protección ciudadana, lo que configura una situación fáctica y psicológica de indefensión. ¿Qué mejor tierra fértil para cultivar Desajustes Psicosociales?
  • Muy a pesar de que los Desajuste Situaciones pueden constituir un grupo clínico con altísima incidencia en la vida familiar, así como en las consultas psicológicas y psiquiátricas; su atención no es frecuente ni en la bibliografía especializada ni en textos de autoayuda. Peor aún, el DSM y CIE, que son herramientas de referencia internacional, no abordan directamente el asunto y el acercamiento que hacen puede interpretarse contradictorio.

    De manera que la Dirección de Psicólogos Críticos en Redes Sociales considera que la Introducción al Síndrome de Desajustes Situacionales podría ser un modestísimo aporte para su comprensión, por parte de las familias y comunidades del Continente.

    Micro Conversatorio “Online”
    Fuente original: Psicólogos Críticos, Red Continental en Facebook
    Continuará….

    Comments 8.459 Comments »

    Reproducimos, tal cual, las consideraciones de este evento por considerar que son una pieza comunicacional importante para conocer la posición de Psicólogos Venezolanos Socialista frene a los sucesos ocurridos en el país desde el 12 febrero 2014.
    Cortesía: Correo del Orinoco

    Conversatorio: La Convivencia Fracturada, realizado en la Casa de las Primeras Letras y organizado por el Colectivo Psicólogos por el Socialismo, en el que se discutió sobre las manifestaciones opositoras que se han registrado en el país desde el 12 de febrero.
    La actividad contó con la participación de los psicólogos Fernando Giuliani, Cristina Otálora y María Antonieta Izaguirre

    En el país hay un clima “altamente crispado” y como se dispone de muy poco espacio para la reflexión, la convivencia cotidiana de las venezolanas y los venezolanos se ha fracturado como consecuencia de los hechos violentos registrados en el país desde el 12 de febrero.
    El anterior planteamiento fue la consideración general expuesta el pasado miércoles en el conversatorio: La Convivencia Fracturada, realizado en la Casa de las Primeras Letras y organizado por el Colectivo Psicólogos por el Socialismo, en el que se discutió sobre las manifestaciones opositoras que se han registrado en el país desde el 12 de febrero.
    La actividad contó con la participación de los psicólogos Fernando Giuliani, Cristina Otálora y María Antonieta Izaguirre, quienes compartieron varios aspectos de la problemática e intercambiaron ideas con el nutrido grupo de asistentes.

    VIOLENCIA PSICOLÓGICA
    Giuliani, quien es profesor de la Escuela de Psicología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), aseguró que la convivencia entre los venezolanos no solo se ha visto afectada por las guarimbas y los distintos modos de violencia que se han generado en las calles, sino también por “la violencia psicológica que ha inundado las redes sociales y lamentablemente ha afectado a la familia, a la comunidad y los lugares de trabajo”.
    A su juicio, “ha sido una virulencia -que hemos tenido desde el 12 de febrero para acá- con una saturación de información de acoso, donde predomina el mensaje permanentemente amenazante. Se ha estimulado todo un imaginario acerca de los colectivos y que el país está viviendo una guerra civil”.
    Por toda esa situación, manifestó que hablan de convivencia fracturada: “Si tenemos unos sujetos que personalmente sienten una carga emocional muy fuerte, con unos sentimientos predominantemente de miedo, de zozobra, de incertidumbre porque se les está haciendo vivir un sentimiento y un estado de ánimo de que el país está al borde de la ruina, eso se empieza a multiplicarse de una manera tal que no hay una posibilidad de dialogar”.
    Con los hechos de violencia, el psicólogo afirmó que en estos momentos se dificulta la recuperación de los espacios de diálogo y seguridad que brinda la vida cotidiana; es decir, hablar serenamente con los amigos, con los compañeros de trabajo, los vecinos, porque “todo se inundó de una percepción de que el país efectivamente está al borde de la ruina; por eso hablamos de convivencia fracturada”.
    Al referirse a la formula o su propuesta para recuperar la convivencia, planteó en primer lugar rescatar la cotidianidad. Para ello es necesario lograr que bajen de nivel todas las acciones violentas, como las gaurimbas, las barricadas, la quema de basura: “Sobre todo, que se recuperen espacios de reflexión crítica, que la gente no dé por sentado cualquier cosa que se diga, que es una actitud del público opositor”.

    Las personas del sector opositor, apuntó, se encuentran en la disposición de creer “cualquier disparate que se les diga; por ejemplo, que los colectivos están matando niños, que van a invadir su urbanización, que les van a quema sus casas”.
    Por ello, Giuliani hizo un llamado a todo el pueblo en general: “Nos digan lo que nos digan, lo primero que tenemos que hacer es tratar de verificar si es cierto, si es siquiera posible. Si se da por cierta la información de una vez, se instala el tema”.
    Estimó que cualquier persona puede y tiene derecho a pensar que el actual Gobierno no es efectivo: “Incluso, que es prepotente y que puede haber habido algún exceso en alguna manifestación, pero de allí a convencerse de que estamos viviendo una dictadura atroz y una guerra civil, entonces, el diálogo se vuelve realmente imposible”.
    Esa actitud es muy difícil de explicar desde el punto de vista psicológico, porque “no es una disociación mental; es un convencimiento real, ya que la persona ha propulsado ese pensamiento, esa interpretación de la realidad”.

    VERIFICAR LAS INFORMACIONES
    En su exposición, la investigadora Cristina Otálora recomendó la recuperación de la cotidianidad, la cual es de suma importancia en el ámbito familiar; incluso hacer caso omiso en ocasiones de muchas noticias que salen publicadas, por ejemplo, por el Twitter.
    Hay que “revisar si las informaciones son ciertas, porque definitivamente paralizan. La gente lo que hace es encerrarse en su casa, no salir y llenarse de miedo por lo que pudiera estar sucediendo en la calle, y resulta que hay hechos que están localizados en ciertos lugares de la ciudad, por lo que no hay que interrumpir las actividades”, agregó.
    También recomendó a las personas evitar discutir en los espacios laborales, o incluso en los colegios: “La gente que tiene niños no debe interrumpir sus actividades ni las de los hijos, porque luego se presenta esa disociación, ya que al quedarse en la casa van a estar pendientes de la televisión, el Twitter”.
    Otálora señaló que cuando se presenten discusiones alrededor del tema político, las personas deben anteponer la relación interpersonal y los afectos: “Es decir, expresarle a la persona lo mucho que se la quiere, y que se puede discutir alrededor de este tema, pero poner la relación por encima de la posición política. No perder la relación por esa razón”. También propuso a las personas referirse a los hechos y no a lo personal; analizar la realidad.

    SE BANALIZA EL VALOR DE LA VIDA
    Por su parte, la psicóloga clínica María Antonieta Izaguirre sostuvo que los hechos de violencia generan mucha angustia, tanto en los habitantes de la ciudad como en quienes cometen los actos violentos.
    También hizo referencia a que se ha restado valor a la vida de las personas: “Me dan escalofríos los comentarios sobre el valor de la vida. Hay una banalidad respecto a eso”.
    Otro punto abordado por Izaguirre fue el relacionado con la angustia que afecta, sobre todo, a las niñas y a los niños con algunos trastornos. En especial, este último grupo se encuentra muy afectado, en particular, por los ruidos que ocasionan los cacerolazos: “Es fuerte lo que están viviendo las madres con hijos autistas cuando tienen que salir a la calle por todos los trastornos y no pueden llevar a los niños a los tratamientos”.
    La psicóloga clínica recomendó, para restablecer la convivencia, apelar a la reflexión y a la meditación, “aunque hay mucho miedo del otro lado y lo tapan con la violencia. Otra cosa muy preocupante es el odio, un odio que se autoalimenta y se presenta una ruptura con la realidad”.

    ANDANADAS DE FOROS

    Una vez concluidas las exposiciones de los especialistas se le concedió la palabra al público asistente. Inmediatamente se formó una larga fila de personas deseosas de expresar su opinión, presentar una propuesta y compartir su experiencia sobre el clima de tensión y violencia en el hogar, la oficina, la escuela, la universidad y en las calles de Caracas.
    El trabajador del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Rafael Rosales, consideró que la situación actual no es una causa sino una consecuencia de una operación psicológica continuada: “Esta operación ha tenido picos de intensidad. Comenzó cuando llegó el comandante Hugo Chávez a la Presidencia de la República, incluso antes, durante su campaña arrancó la operación psicológica”.
    A su juicio, otro pico fue durante el intento de golpe de Estado en el 2002: “Para torcer la opinión pública, condimentarla con unas personas fallecidas y en un contexto exacerbado de violencia en la marcha del 11 de abril, para convencer a la opinión pública nacional e internacional, de que el comandante Chávez había mandado a matar a unas personas. Gracias a la conciencia del pueblo tuvimos un gran triunfo”.
    Sin embargo, aseguró que la operación psicológica continúo en diciembre de 2002, con el paro petrolero: “La intención nuevamente era torcer la opinión pública para la salida del presidente Chávez”. Rosales recordó que el otro momento de máximo ataque psicológico fue durante la enfermedad del comandante Hugo Chávez, ya que “buscaron desmoralizar las fuerzas del pueblo revolucionario con toda la cantidad de rumores que se generaron”.
    Indicó que se activaron los ataques durante la campaña electoral del presidente Nicolás Maduro y que en este momento, la operación psicológica está logrando que un sector de la población venezolana esté afectado.
    Al plantear su propuesta para retomar una sana convivencia, Rosales apuntó: “En diciembre de 2002, cuando se libró la batalla por la recuperación de la empresa petrolera en el marco del paro, hubo una andanada de foros a escala nacional con especialistas petroleros. Por ello, propongo una realización masiva nacional de foros como este y otras estrategias. Que se le coloque cientificidad a la situación para atacar el problema de salud pública que tenemos, gente atacada en su mente y su corazón”.

    ESCUCHARNOS TODOS

    Al referirse a la convivencia, Lidia Caldeira, del Colectivo Socialista Universidad Nacional Abierta, manifestó que en las comunidades populares antes de todo este proceso se respetaban y se reconocían entre sí a pesar de sus diferencias políticas.
    “A partir de esta ruptura, del 12 de febrero para acá, hemos visto cómo, en esas comunidades, algunos vecinos increpan e insultan a los chavistas. Pero pienso que nosotros debemos captar esas cosas que los acercan; llevarlos otra vez al centro, al entendimiento”, agregó.
    Sobre su propuesta, expresó: “Todos tienen un origen común en su comunidad, su comunidad es su casa y su hábitat. Es donde tienen la familia, juegan, sueñan y viven. Se trata de unirlos en esos puntos, alejarlos un poco de la virulencia que hay en las redes sociales y llevarlos al reconocimiento mutuo”.
    En ese sentido, señaló que se pueden utilizar los espacios comunes a las comunidades, como las plazas, un teatro, una iglesia: “La idea es invitarlos a conversatorios, a hablar. Vamos a escucharnos todos y diga lo que piensa, pero entran todos sin condiciones. Qué consideran que se debe cambiar”.

    BUSCAR ÁMBITOS PEQUEÑOS

    A juicio de Dana Bermúdez, psicóloga del Instituto de Mejoramiento Profesional de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), es difícil resumir los hechos que desencadenaron el quiebre de la convivencia: “Estamos en una lucha política en la que cada quien está peleando por sus intereses; sin embargo, para restablecer la convivencia creo que deberíamos partir de elementos naturales, básicos e intuitivos por la resolución de conflictos que favorecen la convivencia”.
    Explicó que es necesario rescatar los puntos en común y utilizar las normas: “Es ver a la otra persona como a un igual. Necesitamos de alguna manera conciliar. No hablemos de espacios de Estados y de gobiernos; hablemos de casa, colegio, trabajo, en esos ámbitos pequeños que es donde nos está afectando. Y tratar desde nuestra actitud y lenguaje físico, verbal y corporal siempre estar dispuestos a conversar y a escuchar”.
    Bermúdez aseguró que incluso no es necesario aceptar los planteamientos de la otra persona, pero “comprender que la otra persona tiene una diversidad de opiniones, la cual yo debo respetar y evitar los lenguajes ofensivos, porque de alguna manera es una agresión y aminoramos a una persona que es nuestra igual”.

    USO PRUDENTE DE LA REDES SOCIALES
    El profesor de la Escuela de Psicología de la UCV, Fernando Giuliani, reiteró que para restablecer la convivencia es necesario recuperar esos espacios de reflexión para lograr iniciar un diálogo por medio de la capacidad de la reflexión crítica.
    “Esta actitud no significa que yo cambie mi ideología política, sino que tengamos más espacio para meditar. Hay que salirse de la redes sociales, o al menos hacer un uso de ellas reduciendo o eliminando los mensajes de odio, que han contribuido demasiado en toda esta situación”, añadió.
    Enfatizó que “lo que se está moviendo en las redes sociales es realmente un asunto sumamente grave, porque tiene una particularidad, pareciera que no permiten la reflexión. Son millones de personas recibiendo y enviando todo tipo de menajes, pero además con una actitud muy dispuesta a creer cualquier barbaridad”.

    http://www.correodelorinoco.gob.ve/politica/psicologos-socialistas-advierten-que-esta-fracturada-convivencia-entre-poblacion/

    Las entradas de este blog han sido bloqueadas. Por favor todo comentario y observaciones enviarlas al correo:
    tucorreocontinental@hotmail.com

    Valoraremos su esfuerzo y tiempo
    Gracias
    Psicólogos Críticos en Redes Sociales

    Comments 6.690 Comments »

    ­Punto de Vista Reflexivo­:
    La Psicología Abandonó los Consultorios Venezolanos

    A modo de Prologo ¡¡¡Está Secuestrada!!!
    Cumplimos con informarle que desde el 12 de febrero del año en curso, desapareció de los Consultorios de Venezuela la Psicología, para el momento de su ausencia estaba vestida de científica, olía a elite y solo se dejaba ver si se le pagaba.
    Los parroquianos relatan: “…la sentíamos distante, ajena a la realidad, no tenía verbo amigable, por el contrario, hacía gala de largos, intrincados e incomprensibles puentes teóricos para tratar de que entendiéramos, nos adaptáramos y sintiéramos alivio ante una vida que se nos hace insoportable…”
    Ultima hora, nos comentan que la han visto por las calles de Venezuela al lado de estudiantes y comunidades. Por favor, si usted la ve, dígale que no la vamos a buscar, ¡¡¡nos vamos con ella!!!
    Psicólogos Críticos en Rede Sociales

    La Calle y el Consultorio, Escenarios para la Expresividad
    La conducta de protesta masiva, producto de la articulación espontánea de estudiantes y comunidades, se ha convertido en cátedra de psicología social y clínica, ¡vivientes! Desde el 12 de febrero en las calles de Venezuela se han venido exhibiendo modelos de valores, actitudes y conductas cuyo objetivo ha sido liberar, públicamente, ideas, emociones y sentimientos de repudio hacia un estilo de gobernar seres humanos. No tengo la más mínima sombra de duda, ante el desamparo, la frustración, melancolía, impotencia, depresión, miedo y desesperanza de vastos sectores de nuestro pueblo; la protesta pacífica, inteligente y creativa, representa, en el aquí y ahora de Venezuela, el Plan Psicoterapéutico más realista y efectivo que pueda concebir psicólogo o psiquiatra alguno. Un lugar idóneo para compartir vivencias, así como emociones y sentimientos comunes, solo reminiscencias de la terapia de grupo, en este caso, no se necesita dramatización, son hechos reales.
    ¿La protesta como estrategia psicoterapéutica? Definitivamente, Si.
    Para asegurar comunicación, le propongo que hablemos en la misma frecuencia: “el sentido común”. Como podrá comprobar, no estoy descubriendo el agua tibia. La función ansiolítica de la protesta reside en el hecho de expresar, liberar, inteligentemente, de manera colectiva y en el escenario más apropiado el disgusto contenido por tantos años y las expectativas de cambios, ¡a viva voz!
    La expresividad es una facultad humana, un factor de supervivencia, un derecho universal, un principio de bienestar psicológico y de salud mental. Existen interlocutores pertinentes según nuestras necesidades, de manera que la expresividad tendrá escenarios más apropiados que otros. Si usted le dice a su psicólogo que tiene hambre, a lo mejor lo manda para un restaurant, si le dice que tiene miedo de lo que le pueda pasar en la calle, seguramente él le dirá: ¡yo también tengo el mismo miedo!
    Le confieso que estoy convencido de que, hoy por hoy, la única opción sensata es asumir conscientemente nuestra realidad y sufrir todo el dolor que ello implica ya que es mentira que existan resquicios para el escape psicológico, el alivio, a largo plazo. Las técnicas psicofisiológicas programadas tendrán efecto de alivio, siempre y cuando el individuo se aísle de su realidad y recurra a ciertos ejercicios ansiolíticos cuyo ámbito de acción quedará restringido a la subjetividad de cada persona. La vigencia de este tipo de ansiolítico se perderá cuando usted, por ejemplo, tenga que abordar un transporte público, allí puede jugarse la vida. La vigencia también puede perderse sin salir de casa, bastaría con enterarse de que los jóvenes universitarios están siendo, no solo apaleados, sino desmoralizados, deshumanizados, tratados como cosas en su propio hogar de estudio; o conocer que a la vecina la mataron para robarle su carro; o verse en la obligación imperiosa (la necesidad tiene cara de perro) de usar una tarjeta electrónica en la que se le administrará la satisfacción de sus necesidades de forma unilateral, eso sí, en atención a estrictos críticos de máxima felicidad.
    Además, déjeme decirle que el alivio que sentirá por la auto represión asistida por algún orientador profesional, evolucionará, inexorablemente, hacia estados de desolación y culpa porque se trata de una pérdida, sí señor, la pérdida de la queridísima esperanza, y esa, no la vamos a recuperar en ningún consultorio porque está en la calle.
    Mi recomendación sincera es la Protesta como medio psicoterapéutico, ahora bien, si usted considera que existen otros medios de mayor potencia para expulsar, exorcizar el miedo y la desesperanza. Mejores prácticas ansiolíticas, mejor método catártico, ¡dígamelos! le garantizo que los promocionaré y los pondré en práctica.

    Expectativa de futuro, un corral eterno
    Tengo que reconocer que han sido honestos. Desde el inicio nos presentaron como oferta de gobierno un corral ideológico cercado, amurallado con el miedo que induce la amenaza de muerte: “Patria Socialista o Muerte” Una sola forma de pensar, un auténtico torniquete cognitivo que atrapa y devora la dignidad de seres humanos porque expresar un pensamiento distinto activa, en automático, la descalificación, exclusión, persecución, insultos, incriminación. En Venezuela, pensar y actuar con criterios propios es un delito, según la interpretación de la legislación revolucionaria.
    Mamá, papá, dirigentes políticos, no se engañen, la meta no es mantener un país polarizado es eliminar un polo para que quede un país unipolar como en Cuba; una propuesta de futuro francamente siniestra para los muchachos, pero el pueblo la aceptó.

    La coyuntura
    Ahora, resulta que los jóvenes, los estudiantes de las universidades venezolanas donde se forman libres pensadores, rechazan el corralito como su porvenir y rompieron su muro de contención, el miedo. Ellos se han ido a las calles para capitanear el estallido cognitivo/emocional.
    Como viejo, siento vergüenza con los muchachos. Además, no puedo inducir en otros un alivio que no siento y tampoco puedo seguir escondido en mi cubículo; no me queda otra, yo también me voy con ellos.

    Dedicatoria
    A todos los jóvenes venezolanos que han sido asesinados por protestar y exigir cambios. A sus madres que mitigan su dolor protestando en las calles de Venezuela
    “No me den el pésame, sigan luchando por lo que luchó mi hijo”
    Madre de Jimmy Vargas, joven muerto en protestas

    Juzgue usted ¿quién está a cargo? ¿El ansiolítico subjetivo o la realidad?

    Valencia, 10 abril, 2014

    Comments 7.555 Comments »

    Gabriel Ruda -Conferencista Internacional

    A modo de prologo
    Según el conferencista Gabriel, el meollo de gran parte de nuestros problemas como país lo originan la falta de objetividad.
    La incapacidad de analizar la realidad con base a los hechos representa una tranca para el dialogo.
    En su tesis llega a la conclusión que para que las cosas mejoren y se logre la paz se debe ser objetivo, es conditio sine qua non .
    De nuestra parte podríamos concluir en que la subjetividad es el enemigo a vencer, antes que otra cosa, según la opinión del colega Gabriel.
    Psicólogos Críticos en Redes Sociales

    Eran las 10:45 am y ahí estaba él, sentado en la tarima del salón de la escuela de Psicología el primer día. Era flaco, moreno y con arrugas marcadas. Su sello personal eran los cigarrillos largos, los sacos de cuadros con parches en los codos y un bigote abundante, poco cuidado y semicanoso.
    Su hablar era pausado, tanto, que podían pasar hasta 10 segundos entre algunas de sus frases, mientras su mirada intelectual divagaba en el jardín. Era desesperante la pausa a veces.
    ¿Su materia? “Psicología General 1″. ¿El libro de referencia? Por supuesto, el que él mismo escribió: *”La psicología y sus multiples objetos de estudio”*. Se lo habían pirateado tantos vendedores de libros, que con jocosidad lo llamaba “el tapa amarilla” (por los productos genéricos de limpieza en los 90s).
    Arrancó la clase y luego de varias ideas, lanzó una frase lapidaria: “Aquí van a tener que aprender, lo más difícil que existe para un ser humano: -Ser objetivos-.
    A lo largo del semestre, se paseó por la historia y mostró cómo diferentes culturas y corrientes, en lugar de analizar el comportamiento desde los hechos observables de los otros, se dedicaban a “juzgar subjetivamente”, dando interpretaciones místicas, religiosas, astrológicas o incluso poco lógicas, producto de su forma de ver el mundo.
    Tenía un humor negro, intelectual y a veces se mofaba con ejemplos, de cómo la gente aceptaba como “realidad única”, lo que veía, lo que vivía, lo que interpretaba, siendo incluso capaces de generalizarlo…
    Su nombre (Q.E.P.D.), era Armando Navarro, pero más allá del cariño estudiantil que le guardo, lo interesante es rescatar su pregunta, ahora necesaria para la adultez, para la madurez, para el avance individual, profesional y social: ¿Qué tan objetivo(a) soy al mirar la realidad? ¿Qué tanto uso mi criterio de análisis basado en “hechos tangibles”, en vez de usar sólo mis interpretaciones y generalizaciones”.

    ¡Navarro tenía razón! Es un desafío ser objetivos… La tendencia natural es juzgar de forma indiscriminada. Tan cierto es, que se dice fácilmente en Venezuela: “Todos los motorizados son malandros”, “Todos los empresarios son explotadores”, “En este país ningún hombre sirve”, “Todas las mujeres lo que quieren es sacarle dinero a los hombres”…
    ¿Es justo meter en el mismo paquete a todo un grupo, sólo porque algunos de ellos se comportan de una forma particular? ¡Piénsalo…! Piénsalo bien, porque de la misma forma, alguien injustamente puede ponerte una etiqueta con una forma de ser, que no tiene vinculación contigo….
    Mi amiga Luisa Elena Sucre (Licenciada en letras, coach), escribió algo tan alineado con este artículo, que casi pareciera que nos pusimos de acuerdo.
    Luisa dice algo interesantísimo (parafraseo): -Esos, son mecanismos de defensa, que surgen como una acción humana adaptativa, para responder en el futuro a otros grupos considerados hostiles y por ello los individuos son reducidos a etiquetas (estereotipos)- Asiento con la cabeza ante ella y afirmo: ¡Si!, es válido defenderse. Ahora bien, cabe preguntarnos: ¿Cuando la defensa se vuelve una ofensiva permanente a través del prejuicio subjetivo, podríamos atacar equivocadamente a quien no lo merece?.
    Por otra parte, ¿Si esa actitud de generalización subjetiva se masifica, no crees que en algún momento podrías recibir un ataque inmerecido?
    Con esos ataques “subjetivos” a quienes no corresponden, vamos construyendo una sociedad de odio, porque a diario cobramos cuentas a algunos, por lo que otros hicieron. De hecho, si estuviéramos en un tribunal “serio”, ¿es suficiente prueba para ser juzgado y etiquetado: haber nacido en una clase social, ser de un género, de una edad, de un estilo, de un grupo o de una región?
    Por esas generalizaciones, a veces pagamos nosotros, los platos rotos de nuestra pareja en su matrimonio anterior. ¿Es eso justo?. (valga el humor como ejemplo, a pesar de la seriedad de nuestra realidad).
    Venezuela está polarizada entre dos bandos que se juzgan y se atacan, sin un sólo ápice de objetividad. Cada uno se queda en su trinchera mental y emocional, juzgando al otro por lo que interpreta, la mayoría de las veces por “hechos” aislados para justificar lo que dicen.
    Piénsalo, en los barrios también hay gente honesta y trabajadora, que sólo quiere apoyo para resolver sus problemas… Pero en las empresas también hay empresarios correctos, que pagan lo justo y que se preocupan por el bienestar de los trabajadores… Y en las instituciones públicas también hay empleados que trabajan con profesionalismo…
    En el mundo de la pareja, también hay hombres y mujeres disponibles, que quieren hacer las cosas con amor… Ahí están, se debe mirar mejor, con otros lentes y en otros lugares…

    Entonces, ¿Quieres paz? Empieza por ser más objetivo(a) así:
    -Deja de repetir: “genéricamente” los insultos que otros dicen y que Luisa Elena cita también en su artículo, tales como: “fascista”, “apátrida”, “oligarca”, “tierrúos”, “brutos”, “ignorantes”… Son generalizaciones, además algunas conceptualmente mal empleadas.
    -Haz retweet o comparte noticias en facebook, sólo si primero verificaste que la fuente es cierta. Hay mucha manipulación. La gente con objetividad verifica primero.
    -Juzga a los dirigentes políticos por sus “hechos”, no por lo que dicen o por sus doctrinas. Usa la lógica y piensa bien lo que te dicen, antes de comprarles una idea, más si esa idea te invita a señalar a alguien. Si algo no te cuadra, NO lo asimiles y menos lo divulgues.
    -¡Analiza bien, piensa siempre! ¿Hay algo en lo que mi contraparte tiene razón y es conveniente asumir que si la tiene, porque los hechos nos afectan a todos?
    - Antes de señalar culpables, analiza ampliamente. Piensa, usa la lógica y cuidado con los silencios cómplices…
    La realidad tiene hechos que deben ser observados con “objetividad”, no con ceguera, ni fanatismo, de lo contrario, puede haber un momento en que sea demasiado tarde… para todos.
    ¿Quieres que las cosas mejoren? ¿Quieres que haya paz? Se más objetivo(a) y pregúntate: ¿En qué coinciden objetivamente tus contrarios y tú? ¿Qué puedes valorar genuinamente en sus puntos de vista? ¿Qué puedes juzgar objetivamente en las acciones de los tuyos?

    ¡Ayúdame a difundir este artículo! Necesitamos dialogar con más objetividad… Empieza tú por tú lado.
    Nos vemos en cada sueño por construir

    Gabriel Ruda -Conferencista Internacional/ www.gabrielruda.com -Twitter:@gabrielruda

    http://www.twitter.com/gabrielruda

    P.D. Si quieres leer el artículo complementario a este, de Luisa Elena Sucre, haz click aquí http://pequenavenezia.wordpress.com/2014/02/23/dos-columnas-para-entender-a-venezuela/

    Comments 8.039 Comments »

    Daniela Daza
    Psicólogo ClínicoF.V.P. Nº 6526

    A modo de prologo
    En un ejercicio analítico, la colega Daniela se pregunta, El gremio de psicólogos, además de ofrecer asistencia psicológica gratuita en consultorio, ¿podría hacer otras contribuciones en pro de la paz en nuestra querida Venezuela?
    Psicólogos Críticos en Redes Sociales

    Hola colegas!!!
    Estaba preguntándome si es posible que los psicólogos, pudiéramos hacer más que ofrecer asistencia psicológica a las personas afectadas en las manifestaciones de estos días. ¿Podemos organizados hacer mas que eso?, quizás que cada quien (quien tenga alguna propuesta) tomar lápiz y papel, plasmar la idea, y que llevemos la propuesta a cada colegio a donde pertenece, y finalmente tomar algunas acciones, para dar nuestro granito de arena a favor de restablecer la paz y el dialogo en nuestra gente?, será que nuestro gremio puede dar el primer paso para dar ejemplo de buena conducta?, se que esto es algo bien ambicioso, pero creo que vale la pena, creo que el país, especialmente nuestra gente, nos necesita, no solo somos psicólogos de consultorio, (sin subestimar la intención de ayuda que me pareció muy buena y a la cual apoyo totalmente), yo me enamore de esta profesión cuando supe que tenia y tiene muchos aristas, que los psicólogos somos necesarios en muchos campos, que detrás de la labor de una maestra hay un psicólogo, que detrás de una organización brillante hay un psicólogo, que detrás de una tragedia corre el psicólogo, que detrás de una buena campaña publicitaria hay un psicólogo, que detrás de una gran investigación social hay un psicólogo, que detrás de un artículo que movió el corazón de alguien, hay un psicólogo, que detrás de una mente que despierta puede haber un psicólogo.

    ¿Qué les parece si vamos mas allá? por el rescate de valores, por la integración de ideas y la no polarización, por la comunicación, por la paz, vamos a ayudar a rescatar la tolerancia. ¿Quién se anota?

    Deseando que tengan una feliz noche!
    Daniela Daza
    Psicólogo ClínicoF.V.P. Nº 6526

    Comments 8.349 Comments »


    Señores:
    Gobierno Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela, Oposición Venezolana, Gobierno Cubano, Gobierno de los EU. Criminales, hampa común que nos acosan, nos agreden, nos matan para quitarnos los pocos bienes que tenemos y convierten nuestro hábitat en auténtico Ghetto; delincuentes privados de libertad que desde la cárcel nos siguen haciendo victimas de sus delitos; colectivos urbanos, paramilitares, que nos aterrorizan cuando ejercemos nuestros derechos a protestar y son jefes de zonas populares en donde imponen su ley con el poder de las armas; charleros de transportes públicos que nos insultan, nos agreden y nos matan, bajo la mirada impotente de los choferes. Patrones laborales, creadores de miseria familiar que se niegan actualizar y negociar beneficios justos mediante convenciones colectivas oportunas y dignas, en muchos casos, recibimos la jubilación y las prestaciones sociales post mortem. Estrategas de la guerra económica, comerciantes especuladores y acaparadores que nos someten a largas colas, nos marcan como reses con sellos, pero al llegar a la meta, nos dicen que los productos se agotaron; buhoneros abusadores a los que debemos pagar sus productos al precio que a ellos les dé la gana. Incursores que sabotean las instalaciones de servicios públicos, privándonos de electricidad, agua, gas doméstico, aseo urbano. Dueños de medios de comunicación que se autocensuran y nos impiden conocer las verdaderas realidades del país. Dueños de laboratorios y cadenas de farmacias que comercializan medicinas escasas y muy caras; Directores de Hospitales sin insumos con equipos inoperativos, largas colas para recibir asistencia, sin que les importe que el cáncer de nuestros hermanos no espera divisas; Directores de morgues repletas de cadáveres e insalubres que para retirar, oportunamente, un ser querido hay que soportar vejámenes y pagar. Proveedores de divisas, empresas de maletín anónimas que en complicidad se roban los dólares con los que deberían adquirirse recursos para la vida del pueblo. Gurús políticos y económicos que se dedican, exclusivamente, a decirles a los demás cuál debe ser su conducta. Embusteros, manipuladoras, creadores de rumores que nos mantienen en vilo todos los días

    Señores, señores, en estos momentos de consternación, tristeza y dolor ocasionados por la destrucción, atropellos, tortura y muerte que hermanas y hermanos venezolanos han sufrido en carne propia; como parte del pueblo, les suplicamos que nos dejen vivir y morir en paz, estamos extenuados de tantos escándalos y desgracias, tengan misericordia, la bondad de concedernos algún momento de calma, de sosiego, no pedimos felicidad máxima, no, eso sería una vana ilusión, nos contentaríamos con poder tener una vida normal de personas comunes.
    Por supuesto que tenemos sensaciones de amenazas a nuestra tranquilidad y a nuestras vidas pero no son sensaciones delirantes, esquizofrénicas sino percepciones de realidades fácticas, adversidades que, diariamente, estamos obligados a soportar.

    Tenemos conciencia que vivimos en un país rico y hermoso pero lleno de calamidades. Ofrecemos nuestro granito de arena para contribuir a construir un mejo país, pero en paz y sin segregaciones.

    Dirección Psicólogos Críticos en Redes Sociales
    Valencia, Estado Carabobo, Venezuela, febrero 2014

    Comments 8.510 Comments »